La Cascada de Matasanos, en Concepción, son célebres por ser hábitat del pato de los torrentes o torrenteros, especie en vía de extinción que se caracteriza por su habilidad para nadar en contra de la corriente y del cual, en el pasado se llegó a contar hasta 16 ejemplares de esta especie en la zona.

Estas caídas naturales de agua cristalina están ubicadas en la vereda Santa Ana,  a 6.3 kilómetros de la zona urbana del municipio, en la vía que conduce a Alejandría. Su corriente proviene de la quebrada Matasanos y forman caídas consecutivas de agua, de igual longitud, las cuales se han convertido en un gran atractivo natural por la belleza  de su paisaje, por su extensión y aguas frías.

En su cima cuenta con un charco, igual que en su parte intermedia y, por su abundancia de roca, posibilita una excelente vista al panorama de flora que la rodea, la cual está constituida en su mayor parte por arbustos, cardos, palmeras, siete cueros, carate, musgos, yarumos, zarzamora, guayabos y gramalotes.

Foto: Stefany Arango.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *